DON

No sé cómo, pero yo lo sabía, lo presentía y le dije no  viajes, no  sé qué me pasa? porque  me siento asi con ganas de  llorar, que es esto….?,  es un presentimiento  hijita pero no va a  pasar nada  y, como tenía 7 años, y era su nieta engreída, me consolaba;  pero claro hacerme caso? , no lo haria, igual viajo…….y el puente que una la  ciudad de pisco con las quebrada de la sierra huancavelicana….se cayó!!
Claro decían los demás tiene boca salada todo lo que dice se cumple; gracias a  dios a él no le paso nada grave”; esta  no fue la  única  ocasión  en que de un  momento a otro me llenaba de un presentimiento   inexplicable o  a través de un sueño donde veía ciertas imágenes o  lugares  que posteriormente  sucedían  o conocía es lo que  solemos decir tras comprobar que aquel relámpago de conciencia que tuvimos en  un momento determinado de nuestra vida nos hizo tomar la decisión correcta del  camino a seguir.
Si lo piensas, seguro que recordarás muchas ocasiones en las que has sido capaz  de saber lo que estaba pensando otra persona o de averiguar quién llamaba antes  de descolgar el teléfono. tal vez, has tenido una corazonada que desafiaba la  lógica y luego ha resultado acertada.
Son señales de que la intuición está funcionando. Estas situaciones se producen  de una manera espontánea y no parecen obedecer a nuestra voluntad, solemos olvidarlas  y no darles demasiada importancia. estamos acostumbrados a poner el acento en  la lógica de lo racional y dejamos de lado nuestra parte intuitiva. nos  perdemos la oportunidad de descubrir y activar una forma de inteligencia que  todos poseemos, en mayor o menor grado.
la intuición sirve para descubrir cosas y personas de nuestro alrededor. la  lógica es útil para comprobar que lo sospechado era cierto.
Las mujeres son especialmente hábiles para mantener activos los canales por  donde discurre la intuición.
la “intuición femenina” tiene una base fisiológica, relacionada con la mayor  actividad y desarrollo del hemisferio derecho del cerebro. Hacemos las mismas  cosas que los hombres, sólo que de manera distinta.
La sabiduría intuitiva es una capacidad humana  natural y cultivable. es  decir, que podemos activar este talento y aplicarlo en nuestra vida diaria. Algo  sumamente importante, si tenemos en cuenta que el momento que nos ha tocado  vivir está marcado por la rapidez con que se producen los cambios y por lo  imprevisible de los acontecimientos. lo que hoy es de una manera, mañana puede  ser completamente distinta. y la intuición nos puede ayudar a detectar esas  tendencias y a saber adaptarnos a ellas de forma flexible y armónica.
Como vivir es un proceso bastante complejo, de aprendizaje constante, quizá sea  éste el momento adecuado para que decidas prestarle más atención a tus muchas  capacidades intuitivas. simplemente con que reconozcas que están en ti y que te  pueden ayudar, ya habrás dado el primer paso hacia un desarrollo importante de  ciertos aspectos de tu vida que tenías olvidados o que no considerabas como  debieras.